El emplazamiento correcto

Dios está en todas partes y en todo lugar, y nuestro corazón es el órgano en donde puede facilitarse el encontrarLe. Es bueno intentar buscar en todo Su huella.

Hay un pequeño párrafo que he leído últimamente donde dice:

“Que no hacía falta ni sutileza ni ciencia para ir a Dios, sino tan solo un corazón resuelto a no dedicarse más que a Él o para Él, y a no amar otra cosa que Él”

Esa actitud es clave para que la gracia pueda fluir en nosotros con libertad.

Otro parámetro que siempre se puede usar, es el de evaluar el grado de contento o alegría sana sin objeto.

Es decir, que si me descubro preocupado o ensimismado… advertir que dicha actitud deriva de una fe que no es total. Entonces recapacitar, hacer oración. Con esto se vuelve rápido al emplazamiento correcto.

De intercambios por mail con el padre espiritual

 

Publicado en Extractos breves para meditar, Intercambio y consultas | Etiquetado , , , , , | 8 comentarios

El Amor de Dios

De intercambios por mail con el Padre espiritual

Padre, ¿el amor de Dios está en toda persona?

El amor de Dios está en todos nosotros, en cada persona, animal y objeto de la Creación. La Creación misma es fruto del amor y se sostiene gracias a esto.

Sin el amor de Dios todo dejaría de existir. Te diría que el amor de Dios es a la Creación entera, como el aire al cuerpo, imprescindible.

Lo que sí varía es la manifestación visible para nosotros de ese amor de Dios presente en todos. Solemos percibirlo con facilidad en los niños o en personas que son fieles a este amor (gracia) como los santos o gentes buenas. Habrás visto que tendemos a ir hacia aquellas personas con esta presencia. Cuando nos encontramos con ellos, quisiéramos permanecer siempre junto; esto es porque el amor de Dios irradia con fuerza a través de ellos.

Existe en cada uno un enorme potencial para amar. Cuando dejamos que el amor de Dios fluya sin resistencias a través de nuestra vida, de nuestros actos, este pareciera crecer sin límites. De allí las vidas extraordinarias de muchos santos, que llegan incluso a obrar milagros, fruto del amor que en ellos habitaba sin ataduras. Ataduras como el ego, el temor, la pretensión de controlar la propia vida sin considerar la voluntad divina, etc..

“¿Cómo valorar, apreciar más la misericordia del Padre y del Hijo? ​ ¿Tiene que ver este aprecio con la Gracia que recibe una persona? ¿Se pueden recibir diferentes tipos de Gracia?”

Aprender a valorar lo que recibimos en esta vida es un excelente modo de vivir en el contento de los hijos de Dios. ¿Has visto como en ocasiones, espontáneamente y ante una buena sensación o situación, nos nace un agradecimiento? Repetir y hacer frecuentes estos actos interiores de silencioso gozo y agradecimiento ayuda a valorar más los dones que El Señor nos da.

Al ser la valoración, un acto inicialmente de tipo mental, no viene nada mal compararse con otras situaciones que uno observa y que son muy dolorosas. Cuando vemos un mendigo, además de dar limosna si nos es posible, conviene darse cuenta de cuan misericordioso ha sido Dios con nosotros que nos ha dado casa, familia, pan, etc.

Al sentir y ver a nuestro cuerpo operativo y capaz de cosas prácticas, en cierta salud, debemos agradecer y no dar por sentado este beneficio. Habrás escuchado que se dice: “no se valora lo que se tiene hasta que se pierde”.

Sí puede valorarse antes de perder o sin haber perdido. Para ello se necesita reflexionar con frecuencia acerca de los dones recibidos y mirar cuanto más misericordioso ha sido Dios con nosotros que con otros.

Todo acto bueno tiene que ver con la gracia. Ni siquiera podemos pensar o nombrar a Jesús si no fuera por la presencia del Espíritu de Dios en nosotros. Hay diferentes dones que vienen junto con la gracia divina y esto depende un poco de la particular idiosincracia de la persona y con el plan de Dios para esa vida particular.

Diría que la gracia es una sola y que se manifiesta de distinta manera según la persona. Estos talentos o dones también se generan o manifiestan al ritmo de la relación personal de ese hijo con Dios.

Texto propio del blog

Publicado en Desde la Ermita, Intercambio y consultas | Etiquetado , , , , , , | 6 comentarios