Conocer la propia debilidad

Del día 9 –

“La misma causa que eleva al espíritu es la que suscita la extrema humildad. Lo que eleva al alma hasta la altura infinita es también lo que más le abaja. La humildad es el inicio de la contemplación, y la contemplación es la perfección de la humildad.”

Calixto El Patriarca

“El espíritu no se puede purificar al margen de este dolor… (el arrepentimiento) no hay nada mejor que conocer la propia debilidad y la propia ignorancia.

Pedro Damasceno

“Feliz el hombre que conoce su propia debilidad, este conocimiento es el fundamento, la raíz, el inicio de toda bondad. En efecto, cuando se ha experimentado la propia debilidad, el alma queda protegida de toda posible vanidad, de esa vanidad que oscurece el conocimiento”.

Calixto e Ignacio Xantohopouloi

El hombre que se postra ante Dios de todo corazón, buscando que únicamente se haga la voluntad de Dios, empieza a ver que sus propias faltas son numerosas como las arenas del mar.

Tal es el origen de la iluminación del alma, y tal es el signo de que empieza a sanarse.

Pedro Damasceno

_________________________________________

Pulsa aquí para comentar