Pequeña regla de vida

Destacado

1. Si buscas la perfecta unión con Dios que hace de tu vida un eficaz instrumento de salvación, sigue los presentes consejos. Deja que el Espíritu Santo ilumine, a través de ellos, el camino que te lleva a identificarte plenamente con Cristo crucificado para gloria del Padre y salvación del mundo1.

2. Para saber si tu vocación es verdadera examina si tienes un deseo absoluto de Dios y lo buscas de verdad y con todas tus fuerzas2.

3. Si Dios te llama a su intimidad y quiere que tú le poseas totalmente, no desaproveches la oportunidad. No le des vueltas ni dilates la respuesta: dile «sí», no de palabra, sino con la entrega fiel de tu vida. Ponte en camino, sin buscar excusas ni complicar las cosas. Seguir al Señor es sencillo y fácil si te apoyas en su gracia. No te dejes engañar por un mundo perecedero3.

4. Si experimentas el fuego de Dios, no permitas que se apague; deja que te consuma y orienta tu vida según el soplo del Espíritu en tu alma4.

5. Consagra toda tu vida a buscar a Dios con pasión5.

6. No te conformes con menos que la santidad, pues has sido creado para ser santo6.

7. Si Dios vive en ti y tú en él serás capaz de alcanzar imposibles7.

8. Pide a Dios humildemente la gracia de mantenerte siempre y en todo unido a él8.

9. Trata de vivir, conscientemente y en todo momento, en la presencia de Dios. Que ella sea tu alimento y tu gozo9.

10. En lo más profundo de tu alma, donde habita Dios, construye una celda interior que sea tu morada permanente10.

11. Aprende de María a abrirte al Espíritu Santo, a acoger al Verbo y a cumplir en todo la voluntad del Padre11.

12. Pide la gracia de la contemplación y pon todo tu empeño en ser fiel a tu vocación12

El texto completo en “Contemplativos en el mundo

Si quieres difundir un carisma, una web, editorial, librería o artículo en nuestros blogs, puedes hacerlo sin costo; escribe a bloghesiquia@gmail.com