Pensamientos del monje Silvano

Staretz Silvano el Athonita

Etapas de la vida espiritual: Según el staretz son tres: La primera es la recepción de la gracia que Dios da a todo el mundo. La segunda es la pérdida de la gracia. Nadie la ha sabido guardar. La tercera es recuperar la gracia por la ascesis de la humildad. A esta tercera etapa son raros los que llegan, pero sólo son éstos los que tienen una verdadera vida espiritual.

Sólo hay que aprender la humildad: ¡Oh, que débil es mi espíritu!, decía. Una ligera ventolera es suficiente para extinguirlo. Por amor del Señor los santos soportan grandes cosas y hacen milagros. Pero yo sólo es la humildad lo que quiero aprender, con el fin de no herir nunca a nadie y rogar por todo el mundo.

Una cosa importante: Un día, entusiasmado con las obras de teología dije al staretz: ¡»Qué tristeza no tener fuerza ni tiempo para estudiar todas estas obras!». Él me respondió: «A mi entender hay una sola cosa importante: devenir humilde. Quien es humilde y ruega, sabe la teología de Dios».

El gran Amor de Dios: El staretz concebía la vida terrenal de Cristo como amor al mundo entero. La verdadera fe no nos viene del estudio de las religiones, sino de rogar con humildad para que el Señor nos dé el amor de Cristo por el mundo entero. Entonces el Señor nos hará conocer el gran Amor con que Dios ama a la Humanidad.

Pensamientos del staretz Silvano del Monte de Athos (1866-1938)

St. Silouan the Athonite

*

 «La vida y enseñanzas del staretz Silouan» (Silvano “el Athonita”)

Escritos de Silouan en varios idiomas

«He visto al Señor viviente»